Universidad y trabajo: ¿cómo reconciliar las dos áreas?

Una educación universitaria en sí misma es muy exigente. Aunque la modalidad de estudio online es una gran ventaja para conciliar obligaciones familiares y laborales, sigue siendo un gran reto llegar a todo. Equilibrar el trabajo y el estudio no es una tarea fácil.

Entonces, ¿cómo se consigue tener éxito en sus estudios y al mismo tiempo trabajar y responder a los compromisos familiares y sociales? No hay una receta mágica para equilibrar la familia y la universidad. A menudo es a través del ensayo y el error que los estudiantes logran alcanzar un cierto equilibrio. Aquí hay algunas formas concretas de hacerlo más fácil.

Equilibrar el estudio y el trabajo

1 Establece un plan de ataque

Analiza cuánto tiempo necesitas dedicar al trabajo para cumplir con tus compromisos financieros; ¿quieres finalizar los estudios lo antes posible o eres del tipo de persona que va paso a paso? Teniendo en cuenta tu personalidad, objetivos y responsabilidades, desarrolla un plan realista que te acerque al éxito que buscas.

2 Planifica un horario realista

Determina un horario se adapte a sus necesidades, a las actividades que quiere hacer y a su ritmo de trabajo. No te pongas a disposición del trabajo durante el horario de estudio. Dedícate enteramente a tu trabajo cuando estés en el trabajo. Procura separar estos dos aspectos de tu agenda.

3 Adquiere una excelente capacidad de organización

La combinación de la universidad y el trabajo a tiempo completo o parcial requiere un gran esfuerzo de organización. Entre los horarios que hay que respetar, las lecciones que hay que seguir y los contenidos que hay que estudiar, no será fácil mantener un equilibrio.

Organizar y planificar una rutina es la clave cuando se trata de centrarse en los estudios universitarios:

  • Crea un calendario
  • Encuentra un lugar para estudiar
  • Construye una rutina de estudio
  • Define pequeñas metas diarias
  • Priorizar los temas

4 Círculo de apoyo

Una de los puntos más importantes que hay que recordar, sobre todo cuando te sientas agobiado, es que no estás solo. Mucha gente se encuentra en una situación similar a la tuya, equilibrando trabajo y universidad. Al conectar con ellos, puedes aportar consejos y aprender de tus compañeros.

5 Manténte alerta para detectar signos de fatiga y agotamiento

Procura estar alerta a los diferentes síntomas como el cansancio, el aburrimiento o el estrés intenso. Es posible que debas volver a evaluar la cantidad de horas dedicadas a tu trabajo y actividades sociales.

6 Aprender a manejar el estrés

El estrés es una parte inevitable del estudio en el trabajo. Lo mejor que se puede hacer no es evitar el estrés, sino aprender a lidiar con él. ¿Cómo? Algunas ideas para mantenerlo a raya: dormir bien, tomar descansos regulares, comer bien, y hacer deporte regularmente. Recuerda que mantener un estilo de vida saludable le ayudará a controlar el estrés.

7 Formación flexible

Ya no es necesario acudir a un aula para recibir una formación de calidad. La enseñanza a distancia ha evolucionado para ofrecer una formación adaptada a los ritmos de vida actual y que permite compaginar mejor con el trabajo y las responsabilidades familiares. ¡Aprovecha la flexibilidad de los entornos virtuales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar