7 mitos sobre estudiar a distancia que se rompieron

A pesar de la creciente popularidad de la formación online para satisfacer la demanda del mercado de profesionales con títulos universitarios, para algunos esta modalidad no ha tenido la mejor reputación y persisten numerosos conceptos erróneos. A continuación, veremos los 7 mitos sobre estudiar a distancia.

La razón detrás de esta idea es solo un caso de desinformación: en realidad, la formación, los títulos y la instrucción a distancia proporcionan un modo de aprendizaje muy flexible y de calidad.

Veamos 7 mitos sobre estudiar a distancia que definitivamente se rompieron a la vista de la experiencia:

1 Mito: “No tiene la misma validez que un título de grado presencial”

Esta es una de las ideas erróneas más frecuentes. Más allá de la carrera que elijas, la formación en modalidad virtual proporciona un modo muy flexible y creativo de educación en las universidades de mayor reputación en todo el mundo.

2 Mito: “Se estudia sin apoyo de un tutor ni espacio de debate en clase”

Si bien es cierto que la formación online no contempla reuniones en persona, los estudiantes cuentan con tutores que resuelven dudas en comunicación directa y apoyo adicional por medio de la plataforma de estudio.

Además la participación regular en los espacios de discusión promovidos por las instituciones brindan la oportunidad de discutir los temas de aprendizaje.

3 Mito: “Cualquiera puede tener éxito en una formación online”

El aprendizaje en modalidad online presenta desafíos diferentes a los del aprendizaje tradicional presencial y no es para todos.

En la modalidad online se necesita disciplina, auto-motivación y habilidades en la gestión del tiempo y la organización para conseguir equilibrar las responsabilidades familiares y laborales con los objetivos educativos.

4 Mito: “Los títulos son menos valorados por los empleadores frente a los de formación presencial”

Tanto si obtienes un título universitario a distancia como si lo haces presencial, ambos reciben el mismo respeto por parte de los empleadores. Las universidades cumplen las mismas normas y políticas de estándares académicos que la formación desarrollada en un campus.

5 Mito: “La formación online es más fácil para los estudiantes que en modalidad presencial”

A nivel universitario, la formación a distancia no implica una versión condensada de los cursos regulares. Requieren una participación, funcionan bajo supervisión de los profesores y están alineados con los estándares aplicados a los presenciales.

6 Mito: “Un estudiante es más propenso a engañar en cursos online”

Existen múltiples formas tecnológicas para rastrear y disuadir cualquier tipo de engaño. Además, los profesores que mantienen comunicación con los estudiantes conocen el carácter y las habilidades de sus estudiantes.

La escritura de cada persona tiene su propia identidad y a menudo es fácil detectar trabajos que no siguen los parámetros habituales del estudiante o que no son consistentes.

7 Mito: “La formación se hacen a tu propio ritmo”

Si bien cada estudiante tiene la flexibilidad de adaptar su ritmo de vida y elegir el momento del día al que dedicar su esfuerzo de estudio, los programas online no se hacen al ritmo del estudiante.
La formación online incluye tareas con plazos fijados y cuenta con fechas de inicio y finalización definidas e iguales para todos los estudiantes.

¿Eres un estudiante online? ¿Qué otro mito te ha sorprendido del aprendizaje a distancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar