Cinco pasos para escribir de forma más sencilla tus trabajos universitarios

La buena escritura es la escritura simple, una idea importante presentada de forma clara y directa. Como estudiante universitario tendrás un sinfín de oportunidades de demostrar tus conocimientos a través de trabajos académicos, y aunque es escritura de una disciplina o especialización, la lectura no tiene por qué ser complicada.

Cinco pasos para escribir de forma más sencilla tus trabajos en la universidad 

1. Usa palabras y frases más simples

Una regla de oro para la claridad es que las frases deben ser comprensibles en la primera lectura. Un vocabulario de sustantivos precisos y verbos vívidos ayudan a crear imágenes mentales fuertes y a mantener la atención en lo que se lee.

El uso de un lenguaje conciso, con menor número de palabras y frases sin sacrificar el significado, supone una escritura más comprensible.

2. Disminuye el uso de negativos en tus frases

Intenta diversificar escogiendo verbos que no requieran la palabra “no”.

Usa palabras positivas en tu escritura. Las frases con más de un negativo son más difíciles de entender: el lector tiene que “girar” mentalmente el significado de una aclaración mientras lee. Además, una frase negativa es habitualmente más larga que su versión en afirmativa.

3. Escribe frases más cortas

Las frases más cortas suelen ser más fáciles de leer. Sin embargo, cuando se lleva a los extremos, la escritura de oraciones más cortas puede verse como una escritura muy entrecortada, perjudicar un trabajo y parecer que está por debajo del nivel universitario.

La buena escritura contiene oraciones de diferentes longitudes: lo ideal es encontrar el equilibrio, con frases que sean una mezcla de largas y cortas.

4. Encuentra y mantén un estilo

Nuestro idioma está lleno de matices donde no hay una sola forma considerada correcta. Sin embargo, antes que mostrar las habilidades de escritura, se espera que los trabajos académicos se escriban con el objetivo de transmitir el contenido.

Escoge un estilo y mantenlo a lo largo de todo el documento para evitar posibles confusiones, elige una palabra o frase para cada uno de los conceptos clave de su documento y utiliza esa palabra cada vez, en lugar de alternar entre sinónimos.

5. Busca el equilibrio con el lenguaje sofisticado

Tu escritura será más clara si utilizas palabras excesivamente elegantes con ecuanimidad. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre el uso de un lenguaje simple y sofisticado.

Respecto a los términos técnicos clave, su uso efectivo pasa por equilibrar la claridad con la autoridad para que los lectores especializados puedan seguir entendiendo su mensaje rápida y claramente.

Y un último consejo: lee tu texto en voz alta para ver si suena bien. ¿Fluye sin problemas? Estás en el buen camino.

Una buena redacción puede ayudarte en todos los aspectos. ¡No pierdas de vista estas recomendaciones!

Más en el blog de Promerits: Aquí nuestra selección de las mejores herramientas para tomar notas.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar