Cómo crear un espacio de estudio estimulante

En muchas ocasiones estudiar de modo efectivo y conseguir buenos resultados no solo depende del “cómo” lo hagas,  sino… ¡del dónde! Muchos estudios demuestran que el contexto en el que te sientas a estudiar puede afectar al tiempo dedicado productivo, aumentando. Incluso afecta la calidad de las conexiones neuronales que se generen en el estudio.

Consejos para crear un espacio de estudio estimulante

Uno de los primeros consejos para crear un espacio de estudio agradable es elegir un sitio en el que te sientas cómodo y relajado. Lo ideal es que sea un espacio libre -dentro de lo posible- distracciones visuales y auditivas.

Si el espacio que elijas tiene luz natural será mucho mejor. La neurociencia ha explicado que los seres humanos funcionamos mejor con la luz del sol, así que crea tu nuevo punto de estudio cerca de una fuente natural de luz. Procura evitar los brillos en la pantalla de tus dispositivos electrónicos, incluso con iluminación artificial.

En este espacio de estudio debes estar cómodo, sentirte a gusto, contar una buena silla, un escritorio a tu altura y suficientemente amplio, una temperatura correcta y ropa suelta. El límite de la comodidad es el no entrar en un estado mental de relajación tal que invite a escansar o dormir. Procura tomar una postura corporal que evite la sobrecarga en cervicales y columna.

Manten el orden de la zona de estudio ten disponible todo lo que puedas necesitar sin necesidad de levantarte, entre ellos tus elementos de estudio, agua o infusión y algunos frutos secos para evitar la tentación de pasar por la cocina.

Reordenación diaria: al finalizar tu jornada de estudio, vuelve a revisar el espacio y déjalo ordenado para la próxima jornada. No te llevará más que unos pocos minutos el acomodar tu bloc de notas, cerrar el ordenador, incluso limpiar con un paño el polvo generado, y al día siguiente lo encontrarás todo listo para comenzar una nueva etapa en tu proyecto profesional.

Calidad del aire

La NASA ha probado que existen algunas plantas que mejoran la calidad del aire en le interior de la casas, así que sí quieres mejorar tu calidad estudio es buena idea que incluyas una planta de hoja verde y que requiera poco mantenimiento para tener un mejor oxigeno. ¡Además te aportará algo de color y serenidad en tu espacio!

La ventilación es necesaria. Un escritorio cerca de una ventana facilitará disponer de un ambiente fresco y te mantendrá alerta y despierto. Las habitaciones cerradas y el calor inducen con mayor facilidad el sueño.

Otro punto importante es que… ¡Dejes de estudiar cuando estés cansado! No te servirá de mucho seguir estando en el espacio de estudio cuando ya no puedes más, es mucho mejor parar un rato y salir para luego volver con mejor capacidad y mayor concentración.

Estas útiles recomendaciones son aplicables a la mayoría de los estudiantes, sin embargo el lugar indicado para cada uno dependerá de una honesta reflexión personal acerca de qué factores facilitan la motivación, la concentración y predisponen mejor para una sesión de estudio productiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *