Cómo mejorar la concentración

Reconozcámoslo: lograr concentrarse en el estudio es una de las cosas más difíciles de hacer, y quizá aún más en estos tiempos de máxima conexión en los que las distracciones están al alcance de un click. ¿Te sientes identificado? Definitivamente, ¡no estás solo!

A medida que avanza la tecnología en el mundo en el que vivimos es posible realizar muchas cosas a la vez. Pero los estudios demuestran a menudo que la multitarea puede en realidad inhibir la productividad.

Decimos que no siempre resulta fácil estudiar porque requiere energía, disciplina, concentración, confianza y sobre todo voluntad. Y como aprender algo nuevo consume recursos mentales, podemos sentirnos agotados. ¿Cómo lo resolvemos?

¿Por qué dejas todo para más tarde? Buscas protección

¿Dejas para mañana lo que se podría hacer hoy? Cuando pospones una acción te conviertes en menos productivo. Algunas teorías apuntan a que esto no es un problema en sí, sobre todo en una época de hiperactividad productiva, pero para las responsabilidades en el estudio ciertamente lo es.

Pero, ¿tienes problemas para concentrarse o para decidir? ¿Cuántas veces una fecha límite de entrega tomó la decisión por ti? La mayoría de las personas tiene un cerebro que es capaz de concentrarse si quitamos las distracciones del camino.

Las distracciones nos permiten retrasar el momento en el que necesitamos mostrar quiénes somos realmente, qué somos capaces de hacer. Probarnos a nosotros mismos y, en última instancia, enfrentarnos al espejo de la realidad.

Esa línea de exploración a la procrastinación nos lleva a una de las razones por la cual es difícil empezar a hacer algo con asuntos importantes. Nos aproxima a una respuesta al porqué cuando estamos a punto de llevar a cabo algo relevante lo posterguemos: es un modo de no necesitar enfrentarnos a los demás y, en última instancia, a nosotros mismos. Dejamos las cosas para más tarde como mecanismo de defensa y protección.

Una manera de combatir sensación de miedo al fracaso es hallar el camino a la concentración. No hay ninguna aplicación o herramienta que te dé valor. Pero hay ambientes que fomentan la distracción y entornos que te animan a concentrarte.

3 temas clave sobre la concentración en el estudio

1. Gestionar las distracciones

Es casi imposible eliminar el 100% de las distracciones. Por eso, tan importante como crear un espacio tranquilo, silenciar aplicaciones del móvil o bloquear alertas de pantalla es aprender a dominar las distracciones y lograr más fuerza de voluntad para sobreponerse a nuevos desafíos que interfieran en la concentración.

2. Incrementar la autodisciplina

Practicar el enfoque nos permite extender la capacidad de concentración por períodos de tiempo cada vez más largos. Cuanto más estudias (con los respectivos descansos y recuperación), más fuerte te vuelves con el tiempo. Tener disciplina significa que haces todo lo posible para ser consciente de tus debilidades y creas reglas sobre lo que puede y no puede hacer.

3. Establece hábitos

Los hábitos se crean por acciones repetidas con frecuencia y se refuerzan por una consecuencia positiva. En efecto, más rutinas a través de la repetición y la recompensa puedas crear un mejor proceso de estudio.

Cuando lo consigas dedicarás más de tus recursos mentales disponibles para concentrarte en la tarea en cuestión (aprender), en lugar de gestionar la lucha interna de convencerte de que te sientes a estudiar.

Pon tus recursos mentales a trabajar

Si quieres conseguir tus objetivos, evita las excusas y concéntrate. Concéntrate en el trabajo. Evita los entornos ruidosos, los hábitos de distracción y las personas que te den excusas para perder el tiempo.

La verdad es que si fortalecemos, apoyamos y administramos nuestros recursos mentales, podemos extender nuestro enfoque a lo largo del día, hacer más, descansar y recuperarnos para estar listos para hacerlo de nuevo al día siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar