¿Necesito desarrollar una marca personal?

El desarrollo de una marca personal no está basado en la aplicación una estrategia complicada, es exactamente todo lo contrario: se trata de saber quién eres y qué es lo que representas, y luego encontrar formas de hacerlo visible. Está relacionado con amplificar tus habilidades y pasiones, factores necesarios para destacar en un entorno muy competitivo.

Las empresas y organizaciones no son las únicas con la necesidad de una marca sólida. La marca personal, es decir, el arte de construir una marca única a tu alrededor como individuo, es igual de importante.

Como con una marca tradicional, la marca personal requiere que encontremos una imagen de marca, una voz única y un estándar reconocible que tus lectores, seguidores y clientes puedan llegar a reconocer.

La marca personal es cada vez más importante porque la gente tiende a confiar más en las personas que en las empresas. Cada vez más estamos acostumbrados a ver publicidad en todas partes, y tendemos a creer que las empresas están tratando de vendernos todo el tiempo. Por ello a día de hoy la marca personal puede competir con grandes organizaciones: nos permite establecer una reputación y una identidad sin dejar de mantener un nivel personal de confianza e interacción, generalmente a través de las redes sociales e internet.

Pero… ¿necesitas una marca personal? La respuesta es sí, la necesitas y si quieres saber cómo trabajarla aquí te dejamos unas ideas.

Pasos para trabajar tu marca personal

1 – Determina tu área de especialización

Antes de establecerte necesitas saber en qué te quieres especializar: el mundo de los profesionales que han desarrollado su marca personal es amplio, por eso es mucho más recomendable desarrollarse en un nicho muy específico.

Con un enfoque de nicho de mercado, tendrás más oportunidades para demostrar que sabes de lo que está hablando, y aunque tu audiencia potencial podría ser un poco más pequeña, también será mucho más relevante. La especificidad es un intercambio de volumen por significado.

2- Comienza a escribir y publicar

Una vez que conozcas perfectamente tu área de enfoque, es hora de comenzar a construir su reputación, y la mejor manera de hacerlo es mostrar tu experiencia. El marketing de contenido es la mejor manera de construir una marca y reputación digital. Convertirte en una fuente confiable de información a través de tu contenido generará que se te conozca dentro de tu campo como un experto.

3 – Trabaja tus perfiles sociales

Si el contenido es el combustible para tu marca personal, las redes sociales son el motor. Tómate el tiempo necesario para completar los detalles de tus perfiles de redes sociales, analiza en cuáles está tu audiencia y decide aquellas en las que puedes y quieres publicar de forma regular.

Asegúrate de que los contenidos que desarrolles estén en consonancia con los estándares de tu marca personal.

4 – Habla en eventos y trabaja casos de estudio

Si intentas ganar seguidores para tu marca personal, es una buena idea que hagas algunos casos de estudio. Trabaja con tus clientes y compañeros del pasado o del presente para presentar una narrativa sólida. A la gente le encantan las historias reales más que las promesas o aquello que no han podido valorar, así que prueba lo que has hecho dándoles casos de estudio interesantes.

También puedes considerar buscar eventos o conferencias de tu área de expertise lo que te brindará la oportunidad de demostrar tu experiencia al conectarte con nuevas audiencias.

5 – Networking

En las redes sociales y en el mundo real, la clave para impulsar el crecimiento en tu marca personal es la creación de redes mediante el networking. Interactúa con otras personas de tu campo, personas influyentes sociales que tengan muchas conexiones y cualquier otra persona que pueda ser valiosa para ayudarte a difundir tu experiencia.

Asiste a eventos profesionales de networking para conocer personas influyentes en tu área, participa en discusiones cada vez que puedas. En resumen, cuantas más oportunidades tengas para conocer gente y hablar, mejor.

Una marca personal es como un jardín. Una vez que establezcas las bases y siembres las semillas, estarás en una buena posición para poder “cosechar” los beneficios. Sin embargo, requiere tiempo y dedicación para nutrir y expandir tu creación. Sobre todo presta especial atención a cómo responde tu público a tu contenido y perfecciona tu dirección hasta que tu enfoque sea nítido.

Por último; sé fiel a ti mismo, sé dueño de tus puntos fuertes y comparte tus momentos brillantes. Así es como construirás la marca más exitosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar