Estudiar en casa en tiempos del coronavirus: consejos para ser más productivos

El estudio desde casa es ahora una necesidad para la mayoría de los universitarios. La aparición del coronavirus está cambiando la vida de muchas personas en todo el mundo, y el distanciamiento social se muestra hasta ahora como una de las únicas tácticas para frenar los brotes del virus.

Desde hace años empresas y expertos resaltan los beneficios de trabajar y estudiar desde casa. Sin embargo, la mayor parte de la población española no está habituada a esta modalidad. Tampoco muchas compañías que siguen valorando las horas presenciales como signo de compromiso, en lugar de los resultados que se obtienen.

El virus está cambiando la percepción de muchos. Grandes y pequeñas compañías están pidiendo ahora a sus colaboradores que se mantengan seguros y a la vez fomentan entornos remotos productivos.
Recopilamos estos buenos consejos para ayudarte a ser más productivo y feliz mientras estudias desde casa.

Consejos para ser más productivos estudiando desde casa

1. Crea un programa diario

Si no estás acostumbrado a estudiar desde casa, la planificación será una valiosa herramienta para estructurar tu día y mantener el equilibrio emocional.

Crear una rutina matutina te permite priorizar tus objetivos y lograrlos paso a paso.

2. Olvídate del pijama

Aunque para muchos resulte tentador, el pijama está desaconsejado en el trabajo a distancia o en el estudio. La idea es conseguir un cambio de chip entre el momento de sentarnos al ordenador y el resto de actividades. Los especialistas coinciden en que la sensación de trabajo y responsabilidad aumenta con la vestimenta adecuada y te prepara psicológicamente para comenzar tu actividad. Del igual modo, cambiarte de ropa cuando haya terminado el horario de estudio -aunque sigas en casa- ayuda a tu cerebro a comprender que la jornada ha llegado a su fin.

3. Gestiona las distracciones

Estar en una biblioteca nos da un número limitado de formas de distraernos, pero cuando empiezas a estudiar en un nuevo ambiente (a la vez muy familiar) existen muchas distracciones potenciales y resulta fácil caer en ellas.
Un modo de gestionarlas con éxito es realizar breves descansos entre bloques de concentración. Un cambio de ambiente es suficiente para refrescar nuestro cerebro y supone un buen momento para dedicar unos minutos a las tareas del hogar.

4. Muévete

El deporte es un aliado en tiempos de confinamiento. Cuando nos trasladamos a una biblioteca, simplemente por el hecho de viajar estamos haciendo ejercicio. En casa es más fácil perder el ánimo cuando no tienes dónde ir en estos tiempos de coronavirus. Aún así, planifica actividades físicas entre bloques de concentración y estudio.
Puedes dejar preparado tu equipo de gimnasia y seleccionar rutinas para hacer ejercicios desde casa.

5. Sé sociable

Estudiar desde casa no debería significar que te olvides de socializar. Si para tí es importante mantener contacto frecuente con tus compañeros, crea oportunidades para socializar cada día.
Muchas personas que se sienten acompañadas logran concentrarse más rápido y completar sus tareas en menos tiempos, lo que lleva a comportamientos más productivos. Cuando observamos a alguien estudiando o trabajando, se involucran las llamadas “neuronas espejo” e instintivamente buscamos emular su comportamiento.

Como ves, un buen plan contra el confinamiento evitará caer en el sedentarismo a la vez que mantendrá tus niveles de productividad alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar