5 sugerencias para superar el miedo a hablar en público

Hablar en público es un arte que requiere mucho ejercicio y dedicación. Para muchos no es algo natural y no se sienten cómodos siendo el centro de atención en una habitación llena de sus compañeros y amigos.

La mayoría de estudiantes universitarios tienen que hablar ante una audiencia en presentaciones y es posible que entren en pánico y se dejen llevar por una ansiedad irracional que produce ciertas consecuencias, entre ellas temblor en la voz, taquicardia, sudoración intensa y, sobre todo, una confusión mental.

Estos son algunos de los síntomas más comunes para reconocer si estás bajo estrés ante una presentación en público:

  • Boca seca.
  • Pérdida temporal de memoria.
  • Dolor de cabeza.
  • Manos sudorosas y frías.
  • Voz temblorosa.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Calambres estomacales.
  • Sensación de querer huir.
  • Nerviosismo

Sin embargo, con las técnicas adecuadas es posible mejorar las habilidades de oratorias frente al público, algo que puede convertirse en un desafío muy estimulante.

5 sugerencias para superar el miedo a hablar en público y poder dar un buen discurso

 

1. Prepárate bien en el tema y practica

Conocer en profundidad el tema de tu intervención es de importancia fundamental por varias razones. El dominar bien un tema te ayudará a sentirte más seguro durante la ponencia. Puedes organizar tus ideas y facilitar la estructuración del discurso por medio de diagramas o mapas mentales. Luego elabora una lista de puntos clave, medida que resultará útil para no perder el hilo del discurso. Cuando dominas un tema se nota, y la disertación se vuelve más atractiva para la audiencia.

Por otro lado, practica tu discurso y deja menos espacio a la improvisación. La clave pasa por no memorizarlo al ciento por ciento porque estarás en un entorno donde te pueden influir circunstancias repentinas como una pregunta de la audiencia que haga que pierdas el ritmo del discurso.

2. Visualiza tu presentación

La visualización es una poderosa herramienta de ensayo mental que se utiliza en múltiples campos con regularidad. La visualización puede mejorar tu capacidad de concentración, aumentar tu autoestima y acercarte un paso más a tus metas. Aprovecha esta herramienta y visualízate a tí mismo hablando ante la audiencia de modo exitoso. Incluye los pequeño detalles de la escena en tu imaginación, desde la introducción hasta la conclusión.

3. Habla despacio

Es un hecho que las personas con temor a dirigirse a un público aceleren el modo de hablar natural, incluso saltándose palabras en busca de alejarse de esa situación incómoda lo antes posible.
Si buscas superar tu miedo a hablar en público debes entrenarte para hablar despacio, tal vez incluyendo algunas pausas en el discurso para relajarte y a la vez mantener viva la atención del oyente.

4. Intenta mantener una actitud de control del escenario

El simple hecho de mantener tu cuerpo en una pose expansiva por unos minutos antes de hablar consigue aumentar la testosterona de nuestro cuerpo, reducir nuestro nivel de cortisol -la hormona del estrés- y generar seguridad. Puedes ver este vídeo de TED sobre cómo el lenguaje corporal influye en cómo nos ven los demás, pero también puede cambiar en cómo nos vemos a nosotros mismos.

5. Acepta la emoción

Ante la inminencia de tu discurso es normal sentir algo de ansiedad, incluso si estás preparado. Aleja de tus pensamientos lo escenarios catastróficos que puede invocar tu mente. Busca relajarte, respira profundamente y deja que salga la tensión de tu cuerpo.

Las oportunidades para hablar en público son cada vez más numerosas cuando vayas avanzando en tu carrera y salgas al mercado laboral, y hablar en público es hoy una de las habilidades sociales que pueden marcar la diferencia en el mundo del trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar